Deena Aljuhani Abdulaziz rompió récord en Vogue

En el mundo de Vogue no es común que veamos a editoras ir y venir. Anna Wintour se ha mantenido en el puesto desde 1988, Franca Sozzani fue editora en jefe de Vogue Italia por 28 años y Alexandra Shulman estuvo a cargo de la British Vogue por 25 años. Por eso, cuando Business of Fashion dio la noticia de que Deena Aljuhani Abdulaziz, también princesa de Arabia Saudita, saldría de Vogue Arabia inmediatamente, justamente una semana después de su presentación y con tan solo dirigir dos ediciones, Abdulaziz se convirtió en la primera editora en la historia de la revista en dejar el puesto de dirección en tan poco tiempo.

Las razones, según sus declaraciones a BoF, comienzan por su incomodidad con los valores que manejaban los anunciantes en contraste con los que manejaban sus lectores.

“Me negué a comprometerme cuando sentí que el enfoque editorial entraba en conflicto con los valores que sustentan a nuestros lectores y el papel de editor en jefe” – Deena Aljuhani Abdulaziz

Tras la confusa salida, Condé Nast anunció que Manuel Arnaut, el editor conocido por su carrera en Vogue Portugal y GQ Portugal, asumiría el puesto, siendo el tercer hombre en formar parte del mundo de Vogue como Editor-in-chief. Solo que, al contrario de la reacción positiva que ocasionó Edward Enninful cuando aceptó el papel en la revista británica a principios de este mes, nadie sabe cómo sentirse con la entrada de Manuel Arnaut a la versión editorial de Medio Oriente.

Considerando que Vogue Arabia nació apenas hace unos meses, las expectativas de sus lectores eran altas; en un país donde los derechos y las voces de las mujeres han sido sofocados durante tanto tiempo, la noticia de que un hombre sería el nuevo encargado de la revista provocó muchos sentimientos encontrados. Algunas personas prefirieron expresarse a través de las redes sociales para hablar sobre su preocupación, y otras simplemente resaltaron las dificultades de ascender en el mundo empresarial cuando eres mujer.

Sin embargo, por más de que colocar a un hombre en la edición árabe de la revista femenina más famosa del mundo es una decisión arriesgada, Manuel Arnaut ha resaltado su compromiso para que las voces de las mujeres sean escuchadas sin importar el género de la persona que está en dirección. Conociendo el récord que mantiene Condé Nast, no hay razón para dudar que será un cambio positivo para el mundo editorial y la expansión de la revista en una región tan controversial como lo es el Medio Oriente. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Productos de belleza que necesitas dejar de comprar