¿Quién gana y quién pierde si Coach compra a Kate Spade?

¿Quién gana y quién pierde si Coach compra a Kate Spade?

Por meses Kate Spade ha sido una fuente de rumores; primero por la caída en sus ventas, segundo por tantear la posibilidad de negociar una «potencial» compra, y tercero por ocasionar una subasta de «quién da más» entre dos de sus principales competencias en el mercado de accesorios. 

Con toda la controversia que ha causado, la firma nos ha mantenido en suspenso desde el año pasado; y aunque las especulaciones no han faltado, Kate Spade se debe ganar el premio como la firma más silenciosa de la industria. Bajo la tarjeta de «no hay comentarios» han logrado esquivar el hecho de que, no solo su imperio de más de 24 años está a la venta, sino que dos de las marcas más reconocidas del mercado están detrás de la compañía.

A principios de este año declararon que estaban explorando “estrategias alternativas” para la empresa, pero después reportaron que se habían asociado con un banco para contactar a posibles compradores. Ahí fue cuando el verdadero reto comenzó. Con la presión de los accionistas para mejorar sus márgenes de ganancia, Kate Spade & Co se dispuso a comenzar el proceso de venta; pero aun cuando las ofertas han sido generosas, sobre todo de parte de Coach y Michael Kors, la firma no ha ofrecido declaraciones sobre cuál de los licitadores será el nuevo dueño de la marca.

Hasta la última oferta de Coach. Al parecer la última ronda de subastas se realizó el lunes y la propuesta de Coach fue tan beneficiosa que los medios han declarado la compra de Kate Spade como inminente.

Ahora que todo apunta a que Coach será el nuevo dueño de la firma, quisimos evaluar el posible escenario que se presentará en la industria si la fusión Kate Spade y Coach es confirmada por sus directores.

Les presentamos los ganadores y perdedores de la venta de Kate Spade & Co, solo porque sabemos que la subasta fue más un ring de boxeo que una negociación empresarial.

Ganador: Coach, obviamente

Aunque hace un par de años estaba dando traspiés con sus ventas, este sin duda será un paso grande para Coach y la nueva reestructuración que definieron para acelerar su crecimiento en los próximos proyectos de la firma.

Perdedor: Michael Kors

Es de esperarse que todo el asunto Coach-Kate Spade le traiga problemas a Michael Kors. Tomando en cuenta que dos de sus competencias más fuertes se unieron y que perdió la oportunidad de salir ganando en las negociaciones, quizás MK deba reorganizar sus planes e incluir a las dos marcas en el mapa en un futuro cercano.

Ganador: los millennials

Desde el principio Kate Spade mantuvo un patrón de diseños clásico, pero ya que el diseñador creativo de Coach, Stuart Vevers, es mucho más amistoso con los consumidores modernos, las probabilidades de que redefina el target principal de KS son altas. Conociendo el trabajo que hizo cuando Coach adquirió Stuart Weitzman en el 2015, los clientes pueden esperarse diseños más apegados al día a día millennial.

Además de que estamos seguras que la línea de productos no incluirá un estampado con el patrón de logos al mejor estilo de Coach 2005.

Perdedor: la expansión internacional

Con ansias de actualizar el producto y multiplicar las categorías que tiene Kate Spade en estos momentos, el énfasis en el crecimiento internacional no es una prioridad para ambas empresas. Sobre todo cuando un poco menos de 15% son las ventas que obtiene Kate Spade internacionalmente.

Ganador: los compradores en línea

Uno de los problemas claves que llevó a Kate Spade a la venta fue el desgaste de las tiendas. Los cambios en los procesos de compra actuales hicieron que la marca tuviese que cerrar varias tiendas físicas y reevaluar todo su manual de comercialización.

En cambio, Coach ha aprovechado los cambios para adentrarse en la experiencia digital. Y podemos suponer que su prioridad principal será extrapolar la filosofía de las plataformas modernas a la empresa tradicional.

Perdedor: las tiendas

Además de que ya KS ha cerrado varios de sus establecimientos por malas ventas, el modelo “direct-to-consumer” que maneja Coach es el que mejor se acoplará a la firma. Y aunque no esperamos que las tiendas desaparezcan en ningún momento pronto, no serán las protagonistas en los planes de Kate Spade por ahora.

Por más de que las dos empresas aún no han querido confirmar las especulaciones de la compra, la industria ya asumió que Coach es el candidato perfecto para encargarse de Kate Spade; y tal como acertaron cuando los rumores de una posible venta surgieron, lo más seguro es que Stuart Vevers tenga otra marca de moda que orientar este 2017. 

TheA logo
Más artículos
Portadas de Vogue
Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis