Otro año más, otra lista de nominados a los CFDA Fashion Awards que se repite

Para nadie es un misterio que tenemos una particular tendencia a hablar mal de los premios, ceremonias y concursos de belleza que no satisfacen nuestros altos estándares de calidad y refinado gusto; pero es que por más de que hacemos un esfuerzo sobrehumano para entender lo que ocurre detrás de las premiaciones, siempre terminamos decepcionadas.

Esta vez, la víctima de nuestro ojo crítico e inagotable fuente de conocimientos son los CFDA Fashion Awards.

Sí, sabemos que piensas que nunca has escuchado de ellos, pero incluso si no formas parte de la movida “fashion”, probablemente hayas escuchado/leído sobre ellos sin realmente saber qué son.

Para adentrarte en el contexto, los CFDA Awards son algo así como los Oscars antes de que saliera el #OscarsSoWhite. Pero peor.

Imagina toda la élite de la industria de la moda, en un salón exclusivo, con pasapalos del tamaño de una moneda, bebidas que nunca podrás pronunciar, música extraña y saludos incomodos. Ahora a eso agrégale un premio que felicita a los “diseñadores emergentes” que llevan como ocho años en la cima y tienen un mini-imperio pero que aún no se pueden sentar en la misma mesa que los líderes de la industria.

Esos son los CFDA Fashion Awards. Un grupo de personas que se dan golpecitos en la espalda entre sí porque sienten que están apoyando el talento emergente mientras toman cócteles exóticos.

Aunque nos toca ser un poco más objetivas con el tema, porque al menos le dedicaron un premio a los menos famosos y millonarios, ¿cómo podemos pasar desapercibido que año tras año los nominados son los mismos?

Tan solo ser nominado por el Consejo de Diseñadores de Moda Americanos te garantiza estabilidad en la industria por un par de años; incluso te dan un premio para conmemorar el prestigio de aparecer en sus listas de candidatos. Sin embargo, los mismos nombres se repiten cada año: Marc Jacobs, Mary-Kate y Ashley Olsen (perdimos la cuenta de cuántas veces han sido nominadas), Joseph Altuzarra, Robert Geller, Tim Coppens, Irene Neuwirth, Paul Andrew, Mansur Gavriel y Raf Simons. Y eso que solo me estoy remitiendo a los nominados de este año, porque aunque algunos repiten en diferentes categorías, todos han recibido al menos un premio CFDA antes y han estado nominados un par de veces.

Aunque podemos presumir que este síndrome solo ocurre con los CDFA Awards, los BFA (British Fashion Awards) son el homólogo británico de los premios americanos; ligeramente más abiertos, pero todavía con la tendencia de nominar a los mismos nombres año tras año. En parte porque insisten en sectorizar geográficamente ambos premios con la intención de “celebrar la industria local”, y al final del día terminan haciendo el grupo de diseñadores aún más pequeño.

Sea cual sea la razón, no tiene sentido que fotocopien la misma lista de nominados en cada ceremonia cuando tienen la oportunidad de incluir verdaderos diseñadores emergentes que aun no tienen una estantería de premios del CDFA (o BFA, en su defecto). 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
El legado de las colaboraciones surrealistas de Elsa Schiaparelli con Salvador Dalí